Cobro de Tasa Solidaria, nueve años en vigencia

 

Cada año se recauda un promedio de 4.000.000 de dólares, recursos económicos que son entregados a las juntas parroquiales, en función del número de kilómetros a nivel de lastre que posee cada una.
En la actualidad, algunos municipios han dejado de exigir este impuesto, como el cantón de Paute, mientras que en Cuenca y en Santa Isabel es obligatorio para el proceso de matriculación de los vehículos.

Críticas
Según Juan Carlos Macancela,  secretario de la Administración de la Prefectura del Azuay, con este monto se logra cubrir 1.100 kilómetros de toda la red vial con mantenimiento a nivel de lastre.
El funcionario detalla que, dentro del modelo de gestión vial aplicado por el Gobierno Provincial, esta tasa tiene como objetivo cubrir las vías y accesos que contempla el subsistema de administración directa.
Enfatiza que “la Tasa está vinculada a un ejercicio pleno de descentralización, en que se recaudan los recursos y se entregan de forma directa a las juntas, para que ellos, a su vez, a través de procesos de participación con la comunidad, establezcan las priorizaciones”.

Sobre la Tasa correspondiente al año 2017 señaló que de las 61 parroquias que conforman la provincia, 45 están al día con la entrega de los justificativos correspondientes.
El resto, por su parte, puede hacerlo en los próximos meses, aunque eso significa que la entrega del recurso correspondiente a este año será en el orden de ingresos de los procesos.
Sobre el monto que recibe cada parroquia, informó que las ubicadas en el cantón Cuenca, debido a su densidad vial, recibe mayores recursos. Por ejemplo, a Chaucha le corresponde 107.000 dólares, a Baños 126.000 y a Molleturo 270.000 dólares.
A diferencia de las juntas con menor densidad vial, como en los casos de las parroquias de Chordeleg, Delegsol recibe 47.000 y La Unión 46.000 dólares.

Discrepancias
Helioth Trelles, alcalde de Paute, cuestiona que, pese a nueve años de vigencia de esta tasa, “las vías continúan dañadas. En definitiva, esta no ha sido la solución, por eso no hemos exigido el cobro desde el año 2014”.
Para el burgomaestre, una muestra de esta realidad es el mal estado de la vía Paute-Bulán-Matrama.
De su parte, el alcalde de Santa Isabel señala que en su cantón se ha mantenido la recaudación, porque con “este cobro se ha logrado atender la mayor cantidad de vías de la provincia, con un mínimo requerido que es a nivel de lastre”.
Considera que es un modelo eficiente y que aspira que se aplique en el resto de las provincias del país.

Recaudación
El funcionario de la Prefectura concluye que esta tasa forma parte del modelo y que con su aplicación se ha logrado cubrir el doble de vías, en comparación con años en los que no existía este rubro y solo recibían mantenimiento 750 kilómetros.
Enfatizó que, “pese a este rubro y a los presupuestos recibidos, desde el estado central no se abastece a la totalidad de la red vial, se requieren 50 millones de dólares para mantenimiento a nivel de lastre”.

FUENTE: DIARIO EL TIEMPO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *