Día de júbilo viven quienes optaron por el retiro laboral

 

 

Para mí la jubilación es el descanso, la alegría, el júbilo…”. Esa es la reflexión de Carmen Pacheco, de 64 años edad y doctora en Ciencias de la Educación, en el Día del Jubilado Ecuatoriano que se conmemora hoy.

Luego de 43 años dedicada a la docencia, ahora tiene el tiempo para dedicarse a otra de sus pasiones: el arte musical.

Es así que toca la guitarra y canta junto con sus compañeros del taller de guitarra del Programa Académico Universidad del Adulto Mayor (UAM).

“Si da pena dejar las actividades, pero a cambio tenemos un descanso para estar con la familia, con los amigos, asistir a eventos que antes no podía… Con la libertad de tiempo que tenemos ahora podemos asistir a lo que nos gusta”, sostiene.

Para Pacheco, los jubilados ya no están rezagados, no están para permanecer en la casa e inactivos, porque al estar así es cuando aparecen las enfermedades y por esto invita a las personas a estar activas no solo de forma corporal, sino mental y espiritual.

Bolívar Vimos, de 72 años, quien se dedicó 30 años a la ingeniería civil, jubilarse significó la posibilidad de hacer lo que no podía hacer antes, principalmente por falta de tiempo.
Es así que ahora toca la guitarra, practica “Tai-Chi”, hace gimnasia y aprende pirograbado. “Jubilación viene de júbilo”, comenta y señala que cuando se trabaja, las responsabilidades no dejan tiempo para hacer otras actividades.

Vimos opina que todos deben prepararse para la jubilación y estar conscientes de que hay un plazo para cumplir con la etapa laboral y buscar llegar a la jubilación en condiciones de salud adecuadas “para, al contar con tiempo, poder hacer lo que nos gusta”.

Espacios

En la ciudad los jubilados tienen espacios para aprender y desarrollar otras actividades. Una es el UAM y otro es el Centro de Atención al Adulto Mayor (CAAM), del IESS. Este último está abierto para los jubilados del Seguro Social, Monte Pío y quienes tienen extensión de cobertura de su cónyuge.

Las dos instituciones ofrecen alternativas en talleres con diversas temáticas para que los jubilados ocupen su tiempo libre y cuiden su salud.

Saúl Chalco, director de la UAM, considera que los jubilados requieren que se cumplan sus derechos a la salud, recreación, al ocio, pensiones dignas que conlleven a su independencia y autonomía.

Chalco anuncia que junto a la Confederación de Jubilados del Azuay presentará en octubre próximo una propuesta a los asambleístas azuayos, para reformar la Ley del Adulto Mayor que, anota, requiere innovarse.

FUENTE: DIARIO EL TIEMPO

Los comentarios están cerrados.