Exdueños de carros son notificados de multas

 

A Romeo Cedillo por ejemplo le llegó un correo electrónico el último lunes por medio del que el SRI le informó que tiene que pagar un valor de cerca de 450 dólares por una camioneta Toyota Hilux, registrada a su nombre.

Pero de acuerdo con Cedillo, la vendió hace cuatro cinco años tras sufrir un accidente de tránsito. El nuevo dueño no la ha matriculado.Tampoco ha cancelado el 1% del traspaso de dominio en el SRI como lo acordaron.

“Ahora me encuentro con esta novedad de que tengo una obligación pendiente con el SRI y me han dicho que sea como sea tengo que pagar porque se trata de una deuda con el Estado…”, dijo.

Testimonios

Algo similar le ocurrió a María Mogrovejo, a quien el SRI le notificó la semana pasada que adeuda cerca de 200 dólares por una motocicleta, marca Honda. La subastó hace seis años.

La historia de Francisco Sánchez es muy similar a la Cedillo y Mogrovejo, pues tiene impagos alrededor de 300 dólares en el SRI por un automotor que le robaron en 2015 en el cantón Girón.

El SRI a nivel nacional desde septiembre comenzó a enviar notificaciones tras la aprobación de la Ley Orgánica para el Fomento Productivo, Atracción de Inversiones, Generación de Empleo, Estabilidad y Equilibrio Fiscal.

Esto con el fin de que los contribuyentes puedan beneficiarse del perdón de multas, intereses y recargos por sus deudas, que prevé este cuerpo legal, aprobado por la Asamblea Nacional del Ecuador.

Notarios

Karen Bermeo, del SRI en Azuay, explicó que hasta antes de 2015 cuando se adquiría un vehículo se hacía un contrato de compra y venta, el mismo que debía ser inscrito en las oficinas del SRI.

Luego de ese año, dijo, que los contribuyentes ya no tienen que hacer esto, pues los notarios ante el que se hacen el trámite del negocio, se encarga de inscribirlo en el sistema notarial y esto automáticamente aparece en el SRI.

Lo único que tiene que hacer el contribuyente es acudir a pagar el 1% de la transferencia de dominio en cualquier dependencia bancaria que esté autorizada para este efecto.

“Anterior a este año todas las transferencias de dominio tenían que acercarse al SIR a inscribir, allí se supone que era obligación de la persona que compra el vehículo hacerlo, lamentablemente no todos lo hacían…”, acotó.

La funcionaria recordó que antes era una práctica común que los dueños de vehículos los dejarán en los patios de venta con contratos en blanco, por lo que en algunos casos ni siquiera se enteraban de la identidad del comprador.

FUENTE: DIARIO EL MERCURIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *