Ganaderos de la zona sur de Cuenca preparan protestas, exigen respeto a precio oficial de la leche

 

Eran unos 20 ganaderos aproximadamente, procedentes de la las parroquias Tarqui, Cumbe y Victoria del Portete principalmente, se reunieron desde las 08:30 de este lunes, en una caseta instalada en la Y de Tarqui, el objetivo era planificar una acción de protesta que consistirá básicamente en la realización de una marcha en el centro de la ciudad, no se descarta el cierre de vías.
La motivación de estas manifestaciones radica en el irrespeto al precio oficial de la leche por parte de las industrias, la utilización de suero en el procesado de la leche para el consumo humano, entre otros.
Fernando Álvarez, representante del sector ganadero manifestó, “represento a todos, porque ganadero es el que produce un litro al igual que el que produce mil litros. Todos somos ecuatorianos y estamos en el derecho de reclamar un precio justo. Expresamos el malestar por la desatención del gobierno a través del ministro Xavier Lazo, no justo que nos sacrifiquemos todos los días y vengan a reemplazar nuestro producto con suero o con leche en polvo, y que el gobierno no asuma ninguna política que nos proteja”, expresó.
La crisis es tal que, antes un ganadero podía dar trabajo, pero en la actualidad el ganadero tiene que salir a pedir trabajo porque ya su actividad no le avanza para sostener a la familia, comentó Álvarez.
Tienen un pliego de peticiones que incluye como primer punto el respeto al precio de la leche. Dicen que ningún producto debe recibir menos de 42 centavos el litro y el de mejor calidad podría costar hasta 55 centavos, para el control creen que se debe crear una ley; una segunda exigencia es que se elimine el uso del suero en productos para el consumo humano.
“No somos un país con escasez de leche, a Ecuador le sobra la leche. Fabricar leche con suero no tiene sentido. Con esto incluso se está afectando al público porque está consumiendo un producto que no es leche”, agregó el representante de los ganaderos.
Se pide que se declare la emergencia nacional del sector ganadero ya que las malas condiciones en las que se comercializa la leche, ha generado grandes pérdidas y deudas vencidas.
Otra consigna es que se elimine el impuesto verde ya que es un impuesto confiscatorio, con el que se pretende que se chatarrice las unidades viejas que sirven para el trabajo en el campo, mientras las precarias economías no permiten ni pagar los altos impuestos, mucho menos reemplazarlas por unidades nuevas, señalan los ganaderos.

FUENTE: DIARIO EL MERCURIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *