Misión Ternura cierra etapa

En la primera etapa de la Misión Ternura, que culminó el 27 de septiembre, se levantaron más de 3.600 fichas de vulnerabilidad en los cantones azuayos de Nabón, Oña, Pucará y Sígsig, informó Carlos Reyes, miembro del programa.

Durante la etapa de fichaje, los técnicos  de Misión Ternura también identificaron a 2.600 niños de cero a cinco años en condiciones de pobreza extrema, de los cuales fueron priorizados 1.319, por considerarles más vulnerables.

Luego de la etapa de aplicación de la ficha, iniciará un proceso de valoración médica a cada menor, en articulación con el Ministerio de Salud Pública, MSP, cuyo resultado permitirá conocer  conocer si se encuentran en condición de desnutrición crónica o aguda.

Reyes comentó que la  lejanía de las parroquias rurales y el difícil acceso a algunas dificulta el encuentro con la población objetivo, que son los niños.
“Para la gente de las parroquias rurales es muy difícil llegar a los centros de salud y unidades educativas, eso quiere decir que nuestro esfuerzo tiene que ser aún mayor”, explicó el funcionario. (I)

DATOS
>Fases. La Misión Ternura tiene tres etapas. La primera concluyó el 27 de septiembre con las fichas de identificación.
>Ayuda. Durante los primeros 1.000 días de vida, los menores vulnerables tendrán apoyo del Estado ecuatoriano.
>Mujeres. En los cantones azuayos se identificaron 90 mujeres embarazadas, que recibirán apoyo cuando sus hijos nazcan.

FUENTE: DIARIO EL TIEMPO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *