Navidad se convierte en motor del comercio

 

Así lo señala Mauro Ortiz, uno de los mayoristas del Centro Histórico, quien asegura que, si bien las ventas de sus negocios no han sido las mejores en lo que va del mes, existe la esperanza de que “el espíritu navideño” mejore sus ingresos.
No solo los almacenes dedicados a este tipo de artículos modifican sus locales. Tiendas de electrodomésticos, boutiques, tiendas de regalos y otros negocios se adaptan a la temporada.

Ropa y comida
Milena Samaniego, propietaria de una boutique de la calle Mariscal Lamar, comenta que el color rojo prima en su mercadería. “Es el color de la temporada, todo el mundo pide ropa de esa tonalidad para la Navidad”, asegura.
Las cenas navideñas y los regalos de la Nochebuena son el motivo principal para el repunte de ventas, asegura la comerciante. “La venta de ropa se dispara, hay clientes que llevan hasta tres conjuntos de ropa, uno para cada cena: la del trabajo, la de los amigos y la de la familia”, comenta.

Las cenas son también el motivo del incremento de los ingresos de locales de venta de comida y restaurantes. María Luna, quien tiene un deposito de cárnicos, comenta que, para esta fecha, “hay que hacer lugar en el frigorífico para los pavos y los pollos”, principal platillo navideño.
Entretanto, Rosa Bustamante, propietaria de un restaurante en el sur de la ciudad, indica que su local es reservado por grupos para reuniones sociales. Además, aprovecha para rentar mesas, sillas, manteles, así como para ofrecer servicio de comida a domicilio.

FUENTE; DIARIO EL TIEMPO

Los comentarios están cerrados.